Más

Aquí encontrarás otras cosas relacionadas con el juego:

Preguntas más frecuentes (FAQS) que hayan ido saliendo
Trucos que puedes probar en el juego
Más información
acerca de este remake.

FAQS

Preguntas más frecuentes

¿En qué está programado?
En lenguaje C++ usando las librerías de gráficos y sonido Allegro.

¿Funciona en Linux o Mac?
De serie sólo en Windows, pero parece que funciona perfectamente a través del emulador Wine.

¿Saldrá para alguna consola como Switch?
No. No tengo ni los derechos ni los medios para ello.

¿Lo sacaréis en Steam? Es que me gusta tener todos mis juegos ordenaditos ahí.
No. Steam es bastante estricta con el tema derechos y además te hace pagar para publicar cosas, y este juego es gratuito, así que...

¿Habrá edición física?
Me encantaría!

Trucos

Empezar con 9 vidas
Aunque sabemos de sobras que los gatos tienen 7 vidas, en el juego original había la posibilidad de empezar con 9 en lugar de las clásicas 3 vidas de la mayoría de juegos, así que aquí también. Para ello, deberás teclear "BILLWILLIAMS" con tu teclado en cualquier lugar del menú del juego. Si funciona, verás que el número de vidas cambia en la valla.

Jugar con Felicia
Si en lugar de buscar a Felicia con Freddy quieres hacer lo contrario, teclea "FELICIA" en cualquier lugar del menú y si funciona verás a Felicia en la valla.

Nivel de inteligencia de la CPUCrazy
Aparte de los cuatro niveles de dificultad que puedes configurar en los gatos controlados por la máquina, si tecleas "CRAZY" encima de la selección de nivel de alguno de los gatos éste jugará como si un gato real pusiera sus zarpas encima del teclado.

Ver partida de la máxima puntuación
Si has conseguido una primera máxima puntuación, podrás ver una repetición de esa partida tecleando "HISCORE" en la pantalla de título o del menú. Si funciona, aparecerá esa repetición. Si juegas en una máquina recreativa (sin teclado, se entiende), para ver esa repetición deberás mantener pulsado Arriba y el botón de Acción del primer jugador sin haber insertado ningún crédito hasta que aparezca la demo, que será la partida de la máxima puntuación.

Más información

En primer lugar, quiero dar las gracias a las personas que han contribuido a que este remake haya sido posible. Especialmente a Mar por los ánimos y el apoyo constante para que terminara este proyecto (y por el dibujo que sirve de portada para el mismo), y a Alex por hacer un betatesteo realmente intensivo logrando que el juego tenga los mínimos bugs posibles dado la faceta no profesional del mismo. Su interés y su apoyo han sido indispensables en la fase final de desarrollo.
Dicho esto, aprovecho este espacio para contar aquellas cosas que a la mayoría no interesarán, pero quizá a alguien sí.

Este proyecto lo empecé hace una barbaridad de años, a finales de los 90, junto con otras muchas cosas que intentaba programar con un compilador llamado DJGPP en MS-DOS. Las librerías Allegro supusieron un salto a todo aquello que programaba, permitiendo el uso de lo que llamábamos en aquella época True Color (más de 256 colores) y sonido digital con bastante comodidad.
La idea realmente era recrear el juego original, permitiéndome ello aprender por el camino y hacerme una base para desarrollar futuros juegos originales. Pasaron los años y el proyecto quedó parado en infinitas ocasiones. En el 2014 (sí, más de 14 años después) lo retomé, migrando a Windows aprovechando que las librerías Allegro me servían con pocos cambios, con la intención de hacer un remake con gráficos en alta resolución, pero aunque hablé con varios artistas ninguno acabó uniéndose al proyecto, así que decidí simplemente recrear el original añadiendo colores VGA a la versión PC para que luciera algo mejor.
Cada vez que enseñaba el proyecto a alguien me sugería cosas: ¿Por qué no pones un modo multijuador? ¿Por qué no haces unos nuevos gráficos aunque sean en baja resolución? ¿Por qué? ¿Por qué?
Y lo que en realidad eran ideas bastante interesantes, acabaron siendo una real putada que sólo hacía que alargar el proyecto y convertirlo en algo lejos de terminarse y de mi alcance como programador amateur, sin grafistas ni colaboradores ni excesivo tiempo para dedicar a ello.
Total, que a ráfagas le iba dedicando tiempo y efectivamente rehice los gráficos con mis no precisamente altas habilidades para el Pixel Art inspirándome (o tomando prestadas) cosas random de internet y pixelándolas. También hice el modo multijugador, que dio luego a tener que programar la inteligencia artificial de los gatos que también supuso un auténtico infierno. Aún así, fue gratificante cuando finalmente conseguí que mis gatitos pudieran jugar partidas enteras con bastante lógica.
La jugabilidad es una mezcla de las versiones de PC y Atari. Aunque yo sólo había jugado a la primera en mi infancia, mediante testeo con emuladores intenté hacer un intermedio de ambas versiones, cogiendo lo mejor (o lo que más me gustaba a mí) de cada una. Así pues, aunque se seleccione un modo gráfico u otro, la jugabilidad siempre es la misma: esa variación a medio camino entre ambas.
En un momento dado valoré también la posibilidad de añadir dos versiones más: PC-88 (un ordenador japonés que también tuvo una conversión) y Spectrum, pues hace un par de años había en proceso dicha versión por parte de un programador ruso, creo. Pero finalmente esta última no llegó a completarse y la primera era tan mala y conocida por tan poca gente que me pareció que no valía la pena.
El juego estaba casi listo en el 2017 pero tuve que hacer muchos retoques finales para corregir problemas y errores, así que finalmente no pude darlo por terminado y publicarlo hasta 2018. Sí, este remake ha tenido un desarrollo de más de 18 años... aunque con parones de años de por medio. No ha sido fruto de ninguna maratón de estas que se hacen de buenos programadores, no, si tuviera que calcular la cantidad de horas que le he dedicado... me da hasta miedo pensarlo. Una brutalidad.
La verdad es que ha sido una satisfacción enorme poder completar por una vez un proyecto que, claramente, estaba lejos de mi alcance y por eso me ha llevado tanto tiempo. Pero a la vez creo que se ha convertido, dada la falta de remakes decentes o acabados que existían del juego, en un buen homenaje al Alley Cat original y a su autor, Bill Williams, que en paz descanse.
Ya que no he acabado dedicándome a esto profesionalmente como habría querido cuando era pequeño, me gusta pensar que ésta habrá sido, en definitiva, mi pequeña aportación o granito de arena al mundo de los videojuegos :)